Made in Abyss Episodio 3 - Preparándonos para lo peor

viernes, 28 de julio de 2017


Bienvenidos de vuelta a otra entrada "semanal" correspondiente a Made in Abyss.

Lágrimas, despedidas, supuestas maldiciones en cumpleaños y finalmente un importante descenso al abismo son las variadas cosas que nos presentó este tercer episodio. Para mi pesar éste ha sido el que más rápido se me ha pasado y en el que he sentido aquella transición entre la introducción de la historia y finalmente el verdadero inicio del desenlace del conflicto de la trama. Lo he sentido verdaderamente como lo que apunté en el título del post: una preparación para lo oscuro, para lo peor.  


Para ser muy honesta siento que no tengo tanto para decir respecto a este episodio en comparación a los otros 2. En fin, en esta oportunidad todo inicia con la pandilla del orfanato escondida entre sábanas y discutiendo la idea de Riko: adentrarse en las profundidades del abismo, para lógicamente, encontrar y reunirse con su madre. Nat se enfada y está en contra, y no es para menos, si ya nos han ido explicando que ir tan profundo dentro del abismo es auto condenarse a uno mismo; porque los efectos secundarios de la maldición surgen al regresar a la superficie, así que obviamente la idea de Riko implica ser un viaje de no retorno. Claro, Nat se pasa un poco y le grita a su amiga que probablemente su madre ya esté muerta, cosa que hace que nuestra chica de las gafas se ponga a llorar y se moleste con su compañero. Sin embargo, Shiggy, Reg y el chiquitín rubio sí la apoyan, en especial el chico robot ya que puede soportar los efectos del abismo. 

Ahora, como un pequeño recordatorio de que verdaderamente el trabajo de un Cave Raider implica muchos peligros, nos muestran la primera exploración de Reg como un silbato rojo oficial. Para dicha ocasión va acompañado de Nat y Reg aprovecha para decirle que debería disculparse con Riko por la discusión que tuvieron. Entonces ¿cómo esta exploración sirve de recordatorio sobre los peligros del abismo? Simple: nos vuelven a mostrar a un esqueleto de alguien que "murió en oración", además que Nat empieza a molestar a Reg hablando de una supuesta maldición que se cierne sobre ti el día de tu cumpleaños al mirarte en el espejo. Aunque esto último no pareciera muy relevante y aparenta ser un simple juego de niños creo que es un reflejo de lo que nuevamente muestra mucho esta serie, que es que lo tierno también puede ser algo más sombrío al momento de conocerlo más a fondo.

Por otra parte, en este episodio nos comentan que las capas del abismo también están clasificadas y su acceso tiene una estrecha relación con el tipo de silbato al que pertenezcamos. De este modo la quinta capa, que es la más produnda a la que se ha llegado aparentemente, solo puede ser ingresada por Silbatos Blancos (como Lyza, la madre de Riko). A pesar de ello, Riko está más que decidida de adentrarse hasta allí junto a Reg con la determinación de encontrar a su madre, aún cuando esto signifique no volver a ver a Nat, Shiggy y al resto de los chicos del orfanato. Riko promete tratar de enviar globos aerostáticos, que son los medios de comunicación de todos aquellos exploradores que ya han descendido y así enviar mensajes a la superficie.

Paisajes y animación dignos de  ser llamados "Eye candy"
El episodio culmina mostrándonos cómo Riko y Reg ya empiezan a bajar al abismo tras despedirse de Shiggy y Nat. Este último disculpándose con Riko además de revelar que vivió en los alrededores del lugar donde se encuentra la plataforma de descenso que utilizaron nuestros dos protagonistas. Finalmente, solo tengo que decir que sigo bastante complacida con la animación y ambientación del anime, puesto que en este apartado los tres episodios siguen estando a la altura. En este episodio en particular el pueblo (aunque la verdad no sé si considerarlo así) del final daba una sensación desolada con solo mostrarnos un poco de sus alrededores, detalle que verdaderamente me encanta y que siento es de lo que más disfruto del anime hasta ahora. Sigo pensando que este fue más bien un episodio de preparación y qur ahora es que "se viene lo bueno".

Bien, eso es todo por esta oportunidad. Estoy consciente que al momento de publicar esta entrada ya salió el cuarto episodio, así que haré lo posible para publicar mi próxima entrada lo más pronto posible para que no se me acumulen mucho. Y en caso de que esto pase, hacer que escribir me resulte lo menos cargoso y tedioso posible.

¡Hasta el próximo episodio! 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Me hace feliz cuándo alguien más decide volar en mi cielo de opinión y expresa la suya propia, ya sea que la compartamos o no. Si hay también alguna sugerencia o corrección, estaré abierta a las mismas.

Respetaré cualquier vuelo mientras se respete el mío :)

 
EL VUELO DE TSUBAME - 2017. PLANTILLA TOMADA DE DESIGNER BLOGS