Tsubame opina: Flying Witch

sábado, 3 de septiembre de 2016

"Uno recibe lo que da".


Flying Witch fue un muy agradable Slice of Life de la temporada de primavera y como si fuera por arte de magia, me entretuvo y sacó muchas sonrisas con cada pequeña situación que se presentaba en los episodios. A continuación, mi opinión/reseña de la serie.

Por si les interesa, pueden leer mis primeras impresiones de Flying Witch aquí.

Advertencia: la siguiente opinión/reseña puede contener información que ciertas personas consideren como SPOILER, aunque siempre trato de redactar la menor cantidad de éstos que me sea posible.

Información General:


Nombre: Flying Witch

Género (s): comedia, magia, slice of life

Estudio: J.C. Staff

Año: 2016

Cantidad total de episodios: 12 (de apróximadamente 23 minutos c/u)

Trama:

Aomori, Japón. En una tierra bendecida por la exuberante naturaleza, cosas extrañas comienzan a suceder. Makoto Kowata de quince años, es una bruja. Ella dejó Yokohama con Chito, su gato negro, para vivir en la casa de sus parientes en Aomori. Allí, Makoto perfeccionará su entrenamiento como bruja. Aunque los poderes de Makoto se limiten a simplemente volar por los cielos, ella y sus primos segundos Kei y Chinatsu, sacan provecho de su día a día.

Historia

Lo que más diferencia y hace especial a Flying Witch de otras series del apacible género del Slice of Life es, precisamente, el toque mágico a cada situación que se presenta progresivamente en el transcurso de los episodios. Lo que inicia con una actividad cotidiana e incluso aburrida, como lo es por ejemplo el recoger hierbas para después comerlas sazonadas, termina siendo una visita a un café oculto dirigido por dos brujas para así poder comer de postre una torta servida por una muy tímida camarera fantasma de la era Meiji. Cada episodio es una pequeña caja de sorpresas y aventuras para la joven bruja protagonista, que poco familiarizada con la vida en Aomori, coloca su propio toque y giro inesperado de magia para así continuar su entrenamiento. Un punto muy agradable de ver en la historia es como Makoto influencia su comportamiento y vida mágica en sus parientes de Aomori, involucrándolos hasta el punto en que todas las situaciones raras que ocurren les resultan totalmente normales y que su prima pequeña también desee ser una bruja, principalmente gracias a los consejos de Akane, la hermana mayor de Makoto que en ocasiones es maestra de su hermana menor.

Al igual que la mayoría de los Slice of Life, Flying Witch carece de algún despreciable villano que haya que derrotar para salvar el mundo (a menos que uno considere "villano" a algún contratiempo que haya tenido Makoto o alguno de sus amigos/familiares para terminar la actividad que comenzaron a hacer), o incluso de un clímax para la historia. Realmente, esto no es para nada negativo, ya que el objetivo de la serie es entretener con comedia y relajar nuestro ánimo al mismo tiempo, ya que su trama es muy sencilla y simple de seguir, además de agradable y alegre por sus situaciones únicas y extrañas que lo convierten en un Slice of Life atípico pero muy divertido.

Animación

Es posible que en otras opiniones/reseñas haya dicho que los dibujos y trazados del anime en cuestión me parezcan lindos y limpios, pero con Flying Witch tengo que decir genuinamente que me parecen muy bonitos, con líneas suaves y colores alegres que van acorde al ambiente de la serie y no hay manera en que recuerde la misma sin pensar así y con alta estima de la animación en general. Un episodio en particular que me gustó mucho en este aspecto fue el número 11, en el que aparece una ballena gigante viajando por los cielos, me pareció muy bien lograda y detallada la manera en que se presentó al animal. En parte, un motivo por el que ver Flying Witch se me hizo muy cómodo fue por la animación, no hubo momento en que me pareciera desagradable, y me inspiraba paz y tranquilidad. Los ojos de los personajes me gustaron mucho, redondos y brillantes, reflejaban en parte la personalidad de cada uno y hacía que su diseño me pareciera muy tierno. Me gustaron mucho también las animaciones de los paisajes y la naturaleza, me resultaron simplemente hermosos.

Personajes


La mejor palabra que encontré para describir al cast de personajes de esta serie fue "simpático". Todos tienen su propia carisma y característica particular que hace que te agrade ver lo que harán a continuación. Makoto es una adorable chica sin sentido de la orientación, es muy alegre y cuenta con la linda capacidad de ver el lado positivo de todas la cosas. Es muy despistada y un poco torpe y aunque no deba revelar el secreto de que es una bruja, se lo ha dicho a más de una persona. Makoto es como una tierna ancianita en el cuerpo de una jovencita pero no por eso es una aburrida protagonista, al contrario, es ese espíritu maduro y la constante sonrisa que lleva en la cara lo que más llega a cautivar de ella. En cuanto a su familia tenemos al inmutable Kei, un chico de la misma edad que Makoto que a pesar de también presenciar los sucesos extraordinarios que han llegado a su vida gracias a su prima, no se sorprende con mucha facilidad; está también la pequeña Chinatsu, hermana menor de Kei, una niña glotona que se alegra y emociona por todo, que queda encantada con la magia y las posibilidades que ésta abarca; luego está el tío de Makoto que tiene un muy fuerte acento que no resulta fácil de entender; la tía de Makoto que recibe con brazos abiertos todas las cuestiones mágicas; y finalmente la hermana mayor de la linda protagonista: Akane. Akane es una bruja nómada, que ha viajado ya por casi todo el mundo y adora beber y divertirse un buen rato. En lo personal, ella y Chinatsu fueron mis personajes preferidos. Por último pero no menos importante, tenemos entre los personajes sin poderes mágicos a Nao, una amiga del colegio de Kei y Makoto que también se ha visto envuelta en algunas situaciones llenas de magia, y muy convenientemente resulta bastante comprensiva respecto a las mismas. 

En cuanto a seres mágicos, podemos encontrar a Inukai, una bruja que se dedica a la clarividencia y sufre un pequeño percance respecto a su apariencia; el Heraldo de la Primavera, que hace una corta aparición para dar inicio a la susodicha estación del año; Anzu (que siente una gran pasión por la historia y la arqueología) y su madre, que se encargan de un café oculto en el bosque y finalmente Hina, una dulce y tímida fantasma que sirve de camarera en el café. Por supuesto, también tengo que mencionar a Chito y a Kenny, los gatos mascota de Makoto y Akane respectivamente. En muchas ocasiones los pequeños mininos se robaban el centro de atención y eran causas de comedia en algún episodio. Ya sea para preparar hamburguesas en la escuela y equivocarse en el intento, quitar el color de las montañas de Vietnam o llamar a los cuervos mediante humo, todos los personajes de Flying Witch asegurarán que uno pase un buen rato y se distienda de cualquier preocupación que se cargue encima.

Sonido

La banda sonora del anime es tan relajante y apacible como la historia en sí, es de ese tipo totalmente pacífico que te pone de mejor humor. Hay otras que son de carácter más bien cómico pero se debe al tono de comedia que también la serie posee. Tengo que agradecer a Yoshiaki Dewa (quién también es responsable de la música de Amnesia y Nagi no Asukara, por cierto) por componer un sonido que se mezclara de manera ideal con cada momento de la serie, ya que también hay algunas piezas que suenan de carácter extraño u raro debido a las situaciones "awkward" que viven los personajes. De toda la banda sonora debo decir que mi pieza favorita es el tema principal de Makoto, cuenta con un hermoso piano. El opening "Sharanran", no solo es divertido de ver, sino también muy pegajoso y levanta tu ánimo como la serie en general, me gustó mucho desde la primera vez que lo oí. El ending "Nichijou no Mahou" por otra parte, tiene un carácter más tierno, pero también fue muy agradable verlo al final de cada episodio y tiene una canción perfecta para cerrar un episodio.

Tema principal de Makoto:



Opening:



Ending:




Veredicto Final

Flying Witch es esa serie ideal para ver si lo que uno está buscando es un paraíso de relajación y tranquilidad después de un día muy ajetreado. Si lo que quieres es descansar de las tramas intensas o tal vez de mucha acción, Flying witch es una muy buena opción. No es un Slice of Life común y corriente pues como ya mencioné tiene su toque de magia y realmente lo que nos cuenta es la vida diaria de una bruja pero con un toque más "realista" y juguetón de lo normal. Sorprendiéndome siempre con un giro inesperado a cada actividad que hacían los personajes, la serie se terminó convirtiendo en una de mis favoritas dentro de su género, además de mi preferida dentro de mi "selección inicial" de la temporada de primavera de este año (es posible que vea otros más adelante pero las de mis primeras impresiones fueron las que principalmente eché un vistazo u completé). Es sin duda una historia divertida y diferente.

Por lo tanto, después de arrancar una mandrágora que me gritó cuanto disfruté y relajé viendo la serie, "califico" a Flying Witch de:













Eso es todo por la opinión/reseña de Flying Witch. Espero que haya sido de su agrado y si todavía no le han dado la oportunidad, los haya motivado a hacerlo ahora. Por los momentos yo me voy preparando para desplegar las alas y marcharme del soleado cielo primaveral con magia casera de Aomori.

¡Nos vemos!



 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Me hace feliz cuándo alguien más decide volar en mi cielo de opinión y expresa la suya propia, ya sea que la compartamos o no. Si hay también alguna sugerencia o corrección, estaré abierta a las mismas.

Respetaré cualquier vuelo mientras se respete el mío :)

 
EL VUELO DE TSUBAME - 2017. PLANTILLA TOMADA DE DESIGNER BLOGS