Tsubame opina: Hatsukoi Monster

lunes, 19 de septiembre de 2016


"Y así es como el monstruo llamado "primer amor" comenzó su asalto".

El verano ya está llegando a su fin y después de 12 sábados de tortura, es momento de que comente acerca del abominable y verdadero "monstruo" de la temporada.

Por si les interesa, pueden leer mis primeras impresiones de Hatsukoi Monster aquí. Sin mayor preámbulo, he aquí mi Opinión/Reseña de la serie.



Información General

Hatsukoi Monster

Nombre: Hatsukoi Monster

Género (s): comedia, romance, escolar, shoujo

Estudio: Studio DEEN

Año: 2016

Cantidad total de episodios: 12 (de apróximadamente 24 minutos c/u)

Trama:

Kaho Nikaido es la hija de una familia adinerada y durante su vida todo el mundo ha sido bueno con ella. Cuando se muda al nuevo dormitorio de su preparatoria, casi es atropellada por un camión pero un chico llega a su rescate. Para Kaho, fue amor a primera vista pero en el momento en que le pregunta a su salvador su nombre, él le contesta que ella es rara. Kaho está en shock tras esto, ya que es la primera vez que alguien la ha tratado de mala manera. Pronto, ella también se enterará que el chico que la salvó vive en el mismo dormitorio e impulsivamente le confiesa su amor. El chico finalmente revela que su nombre es Kanade y accede a salir con ella. Desafortunadamente, al día siguiente Kaho descubre que su primer novio está cursando quinto grado de primaria.



Historia

Hatsukoi Monster es un anime RARO. Es de esas series excéntricas y bizarras de las que la mayoría sabe de su existencia pero muy pocos se han adentrado en sus aguas. Para ser honesta yo pertenezco a ese lote y Hatsukoi Monster es probablemente el anime con premisa más extraña que haya visto hasta la fecha (no suelo ver cosas de este estilo, la verdad sea dicha). Desgraciadamente, tan absurda y perturbante como se lee la trama de arriba es que la serie se va desarrollando a lo largo de todos los episodios, provocando situaciones que elevan el nivel de "cringe" a tal punto que se me hizo excesivamente INCÓMODO terminar los episodios. Tal y como dije en mis primeras impresiones, muchos podrían argumentar: "Tsubame, se supone que la serie es de comedia, no te lo tomes tan a pecho". Créanme que traté de hacerlo, traté de verla por puro y llano entretenimiento y aún así, la serie me parecía fatal y pésima. Prácticamente TODOS los chistes de la serie se basaban en "Unko" y "Salchichas" y por supuesto, añadiendo un doble sentido que por algún motivo sentía que no debería pertenecer a la serie. Es que sí, por si se lo están preguntando, hay más comedia degenerada y ecchi de lo que uno realmente esperaría de una serie como esta. Gran parte del tiempo hay un gran esmero por sexualizar a Kanade. Por otra parte, el anime sigue una modalidad episódica en la cual Kaho y Kanade tratarían de vivir un momento romántico de una relación amorosa usual pero sería evidentemente trastornado por el hecho de que Kanade y sus dos insoportables mejores amigos tienen la apariencia de chicos de 17 años pero actúan como los niños inmaduros de 10 años que son. 

Justo ahí en ese trastorno de "las citas" de la pareja protagónica, es dónde hacía su aparición lo que yo designé como "el momento de la manzana", una especie de skit vintage que mostraba una manzana en una mesa y con un narrador que explicaba el juego de niños en el que generalmente se encontraban involucrados Kanade y sus amigos; y una vez que se terminaba la explicación, picaban la fruta por la mitad mostrando colores psicodélicos ¿La razón y explicación de esto? Ninguna. Y es que así es como Hatsukoi Monster siguió su camino, presentando tanto cosas como situaciones random con la intención, y recalco la palabra intención, de hacer reír. Más de una vez pensé que los episodios se me hicieron aburridos y tediosos, aunque adimito que hubo alguno que otro momento en el que sí me reí, sobre todo en un episodio en particular en el que Kaho se denigra a sí misma (cosa que hace reiteradas veces a lo largo de la serie) y empieza a espiar a Kanade en su escuela primaria, y el guardia de seguridad la trata como toda la rarita pedófila que es. De igual manera, eso no fue suficiente como para que la serie se redimiera conmigo.

Por último, creo que hay solo 1 momento que puedo genuinamente rescatar de esta atrocidad, y es nada más y nada menos que del último capítulo, en el que FINALMENTE Kaho empieza a quejarse de lo estúpido que realmente es Kanade con ella y le restriega en la cara todas las boberías por las que vivieron en la serie. Aunque en fin, después de haberlo hecho, Kaho volvió a su modalidad de protagonista sosa de siempre. Supongo que era mucho pedir a Hatsukoi Monster de mantener en alto dicho momento.

Animación

No hay nada extraordinario visualmente hablando de Hatsukoi Monster, aunque por supuesto tampoco ha sido la peor animación que he visto. Es la típica animación que uno esperaría de un Shoujo: brillos y escarcha rosa por todas partes, chicos bishonen de ojos grandes y cabello despampanante, etc. Algo que en particular me desagradó fueron las ocasiones en que hacían una toma a Kaho y cambiaban los colores de la imagen tal cual como si fuera un efecto de Windows Movie Maker. La serie tiene un apartado visual promedio, que evidentemente se veía más esmerada en las escenas de romance y comedia dado que eran las que mayor relevancia tenían para el anime, pero más allá de eso no sorprende demasiado. Los entornos en los que los personajes desarrollan las acciones son reducidos y siempre los mismos, así que tampoco hay algo que se pueda destacar en cuanto a ellos. Los diseños de los personajes realmente no son feos pero tampoco puedo decir que me agradaron mucho. Probablemente la única que tenga un diseño agradable sea la protagonista pero de ahí a que ella como personaje me simpatizara, hay una distancia de años luz.

Personajes

Confesaré que esta es la parte a donde más quería llegar y es que el cast de esta serie no podría ser peor. Mirándolo desde el siguiente punto de vista, todos los personajes requieren de ayuda médica o algo por el estilo. La protagonista se sintió atraída por un chico que -cito textualmente de la serie y dicho por ella misma- "fue la primera persona que la regañó u maltrató en su vida". (Claro Japón, y si a eso le sumo el hecho de que es una pedófila en potencia, así Kaho será mi ídola y protagonista preferida). Les digo que, si es por eso, Kaho debió haberse sentido sumamente atraída a Taga, un personaje cuyo único propósito en la serie fue fastidiarla y tratarla como basura. Pero en fin, la idea era que Kaho sea vista bizarramente como la chica de preparatoria atraída a un chico de primaria, cosa que la serie en efecto logró. Fue sumamente desesperante ver la "inocencia" (lo pongo entre comillas porque vamos, la chica se imaginó todo un escenario fujoshi en un episodio) e inexperiencia de Kaho cada episodio, pues no fue tierno u adorable, sino una razón más para volver a sonsacarle el hecho de que se enamoró de un niño de primaria y hacer una parodia terrible de ello. Kanade y sus dos amigos Gin y Tom tienen un serio problema hormonal y aunque el propósito de que usen ropa pequeña sea precisamente con fines cómicos, para mí era algo que encabezaba mi lista de "Cringy Things" que encontré del anime. Pero más allá de esto, Kanade y ese par son tan inmaduros como su edad deja ver y pues, en el caso particular del protagonista, seguir al pie de la letra los consejos de su madre, era una de sus cualidades típicas y de las que Kaho más encontraba atractivo (God, why).

El casero y padre más iluso y despistado ever.
Ahora, dentro de las amistades de Kanade también se encuentra Kaz, un chico que actúa de manera madura para su edad pero que se ve envuelto en las torpes situaciones de sus amigos. Me dió la impresión de que en cierto punto ya no sabían qué hacer con él porque era el único que en un inicio era más racional de los personajes, y por eso al final le colocaron una trama de enamoramiento con Kouta vestido de chica, because comedy.  Y ya que mencioné a Kouta, este chico es excesivamente tímido y la verdad me hubiese gustado más que no lo maltrataran cada episodio como si fuera una muñeca con la que puedes jugar cuánto te plazca. Serios problemas de autoestima. Ahora, con respecto a los otros miembros restantes de la casa/dormitorio principal, se encuentran Arashi, Chiaki, Taga y Mafuyu; además de por supuesto el casero, quién es el padre de Kanade. Empezando por Arashi, este tipo tiene un fetichismo grave con las cosas lindas y un idol ficticio con orejas de gato llamado RenRen, aunque bueno, logró conseguir una novia que trata de aceptar lo mejor posible su lado oscuro. Yo no lo haría, pues la verdad Arashi encabeza mi lista de insoportables. Chiaki es la novia de Arashi y toda una tomboy. Si hay algo que hace constantemente en la serie es burlarse de la virginidad de Kouta. Más allá de eso no hace mucho, salvo apoyar la relación de Kaho y Kanade. Como ya mencioné anteriormente, Taga se dedica única y exclusivamente a fastidiar a Kaho y también de alguna manera a insinuar que tiene interés por Kanade, ¿qué tipo de interés? No se especifica mucho pero evidentemente deja bastante en qué pensar. Bien, sigo con Mafuyu, una chica que raya en los extremos de la locura y obsesión stalker por el padre de Kanade. La chica tiene una bolsa con su ropa interior y la huele por puro placer, con eso creo que digo todo. Y ya que llegué a mencionar al casero, a este señor le deben dar un premio por su nivel de ceguera. Para empezar, no se da cuenta del nivel de obsesión de la tutora personal de su hijo hacia él (y sí, esa loca es tutora de Kanade). En segundo lugar parece que le resbala que en su casa vivan semejantes personajes que ya describí. Y en tercer lugar y más importante, no se percata de que Kaho gusta de su hijo. Digo, la chica es mucho más grande. Y aparte, no sirve tratar de cambiar su imagen mostrando una que otra escena en la que regaña a Kanade. Simplemente, este señor necesita a su esposa para espabilarse.

Y ya para finalizar se encuentran Daikoku Nikaidou, el hermano mayor de Kaho, y Joji el primo de Kanade. Daikoku está obsesionado con su hermanita a tal punto de bañarse en la misma agua que usó ella en el baño, a recoger en bolsas plásticas sus cabellos, y cualquier otra actividad creepy de esta índole. Llega algo tarde en la serie y honestamente no hace gran cosa, salvo por cuestionar la relación entre Kaho y Kanade. Ya en cuanto a Joji, puedo decir que fue simplemente un adición más al grupo de chicos con problemas hormonales. Por lo demás su aparición me pareció totalmente irrelevante y el hecho de que trataran de colocarlo como un factible rival amoroso para Kanade aún más todavía. Todos básicos, repetitivos y llenos de problemas, ya se darán cuenta que ningún personaje me cautivó u agradó.


Sonido

Y como con la serie en general no hay nada digno de rescatar del sonido. Es genérico y realmente creo que hay solo una pieza de la banda sonora usada en TODA la serie pero en dos versiones: una en formato cómico/juguetón para dichas partes que lo requieren y otra de carácter más romántica/lenta para los intentos de momentos dramáticos y de amor. Ni el Opening ni el Ending fueron de mi agrado. Supongo que de los dos tendría que decir que el Opening es más presentable pero tampoco sorprendente.  

Opening:
     

Veredicto Final

Como una chica que disfruta del Shoujo, incluso de algunos no muy buenos como suelen ser los basados en los juegos otome, tengo que decir que Hatsukoi Monster deja MUCHO que desear. Incluso si estás buscando una serie de comedia bizarra debe existir algo allá afuera que sea mejor que esto, estoy convencida de ello. Algo que verdaderamente me afectaba semana tras semana era que Hatsukoi Monster es obra de Studio DEEN. Sé que el estudio ha tenido sus altibajos pero particularmente este año ha tenido sus puntos fuertes con Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu y Sakamoto Desu Ga? que según lo que tengo entendido es también una comedia entretenida y agradable. Entonces fue ahí dónde me pregunté por qué ocurrió esto, cómo nació el monstruo. Y después de buscar por internet, me percaté que el estudio ha hecho muchos Shoujos, algunos buenos, otros de los que es preferible pretender que NO EXISTEN. Y esa segunda opción que acaban de leer es lo mismo que hay que hacer con este anime: Enterrarlo en un lugar recóndito y no buscarlo más nunca, evadirlo a toda costa aunque la tentación llame a gritos verla. 

Por lo tanto, después de quitarle las algas de desayuno a Kaho, "califico" a Hatsukoi Monster de;


Eso es todo por mi Opinión/Reseña de Hatsukoi Monster. Espero que la entrada haya sido de su agrado. Como ya se habrán dado cuenta, le hice un cambio de diseño y plantilla al blog, todavía estoy en proceso de acostumbrarme pero creo que me ha quedado bien (hay algunas cosas que todavía tengo pendientes de modificar, pero no soy una experta en HTML).


Por los momentos, es hora de que comience a desplegar mis alas y me retire de este cielo lleno de chicos que "pegaron un estirón" antes de tiempo.


¡Hasta pronto!


      
       


2 comentarios:

  1. Oye estoy deacuerdo contigo para mi tambien fue duro verlo aunque se me hace una gran pena por que el diseño de los personajes fue lo que me llamo la atencion sin embargo la direccion de la historia fue bastante perturbadora, si hubiera sido otro tipo de historia con otro tipo de enfoque creo que hubiera sido genial, es una lastima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Xierid!

      Sí, creo que si la dirección hubiera tomado otro enfoque la serie sería más agradable o incluso una buena comedia pero el resultado fue lo que ya sabemos. Creo que lo más perturbador fue hacer de la relación de Kaho y Kanade algo formal y serio.

      En fin, muchas gracias por pasarte, leer y comentar :)
      Saludos.

      Eliminar

Me hace feliz cuándo alguien más decide volar en mi cielo de opinión y expresa la suya propia, ya sea que la compartamos o no. Si hay también alguna sugerencia o corrección, estaré abierta a las mismas.

Respetaré cualquier vuelo mientras se respete el mío :)

 
EL VUELO DE TSUBAME - 2017. PLANTILLA TOMADA DE DESIGNER BLOGS