Made in Abyss Episodios 4 y 5 - Las primeras capas del abismo

domingo, 6 de agosto de 2017


¡Buenas, buenas!

La chica golondrina ha vuelto una vez más con las entradas referentes a Made in Abyss. Después de esa entrada anterior con un tono más apagado necesité desconectarme un poco de todo para volver de buenos ánimos. Y así resulta, estoy de mejor humor porque estoy escribiendo con gusto. Esta semana que no pisé blogger me ha funcionado de maravilla, porque vuelvo aquí con ganas e inspiración de escribir sobre este anime que realmente alegra mucho mis viernes y hace desaparecer cualquier mal rato. Espero que siga así próximamente :). Pero bueno basta de introducción y concentrémonos en lo que corresponde: los dos últimos episodios que han salido.

Bien, me atrasé con el cuarto episodio a propósito: quería dejar acumular el siguiente porque la verdad es que mi ritmo de escritura es parcialmente lento y, me distraigo con facilidad mientras escribo. Por lo mismo, sabía que no iba a dejar "semanalmente" la entrada a tiempo, como pasó con el tercer episodio *inserte cara de mono apenado cubriéndose los ojos aquí*. Pero bueno, voy a dejarles como siempre mis comentarios y opiniones personales de ambos episodios. 

Vamos primero con el cuarto. Aquí finalmente vemos a Riko y a Reg en la primera capa del abismo. No esperaba que el episodio fuera algo más así en plan de "¡Qué divertido es acampar!" pero así fue, y a decir verdad cumple, aunque ha sido el que menos me ha dejado satisfecha. Primero porque desde el primer momento nos han dibujado la figura del abismo como "el infierno mismo en la Tierra" y después nos muestran a nuestros dos adorables protagonistas comiendo, nadando y explorando la primera capa como algo extremadamente entretenido (que la verdad no me molesta porque ellos son muy lindos :3). Ojo, entiendo que sea la primera capa y todo, pero igual se siente contrastante; más aún cuando absolutamente toda la mayoría de los lectores del manga aseguran que la historia se va a poner mucho más "oscura, sangrienta y turbia". Claro, el episodio 5 hizo que lo anterior ya empezará a cobrar muchísmo mayor sentido, pero comentaré de él más adelante. Entonces ¿eso último fue lo que me incomodó del episodio? No. Lo que más me dejó poco satisfecha fue la aparición del personaje del Silbato Negro. Es decir, entiendo que no los puede acompañar a Riko y Reg en su viaje, que está bien que respete la decisión de Riko de bajar al abismo y la apoye en la búsqueda de su madre, y que en cierto modo sea el "mentor final" de la joven de 12 años. Pero, a pesar que lo entienda, no lo comparto. Personalmente me resultó muy tonto que este hombre le haga caso a Shiggy y a Nat (que son solo unos Silbatos Rojos igual que Riko), y no acompañe a Riko y Reg hasta donde puede por su condición de Silbato Negro. O sea, me pareció un adulto muy irresponsable y verdaderamente, no puedo obviar el detalle simplemente porque sino no hubiera trama o que sé yo. A mi parecer, este hombre podía despedirse en la capa hasta dónde podía llegar -que evidentemente es una profunda- protegiéndolos de los peligros abismales hasta entonces y luego volver a la superficie con las consecuencias esperadas, pero bueh, ya existió otro resultado final.  Del mismo modo, otra cosa con la que no estuve de acuerdo es que Líder, quién cuidó a Riko desde que ella era una bebé, no pudiera si quiera verla una última vez. Comprendo a la perfección que si la veía, la iba a obligar a volver a la superficie y al orfanato -lógico- pero al menos ella debió dejarle una carta, algo, no sé. Sentí que le debía una explicación. Y sí, ella podrá dejarle una carta al orfanato (dirigida a Nat y Shaggy obviamente) una vez que tenga un globo aerostático para hacerlo, pero desde mi punto de vista no basta con solo esto.

El episodio 5 por su parte, representó el mayor cambio de tono de la serie hasta ahora. Marca el inicio de las escenas de tono más violento y oscuro que tanto he escuchado que posee la historia ¿los culpables? Unos pajarracos monstruosos que aparte de resultar carnívoros, imitan la voz de su última presa para atraer más víctimas. Y por supuesto, dichas víctimas serían Riko y Reg que verían a un explorador humano sin vida alguna y lleno de moscas sobre los restos de su cadáver. Lejos de resultar una escena que causara miedo o terror en mí, sí la percibí bastante desagradable, al igual que ver a Riko llena de vómito porque uno de los pájaros demonio la elevo a las alturas y el mareo del abismo se apoderó de ella. Comprendo que es natural que haya vomitado pero igual admito que me provocó algo de asco. Por otra parte, debo decir que fue genial ver de vuelta al "Incinerador" de Reg en acción, ese ataque no solo es poderoso, sino estéticamente increíble de ver. Además, continuó con una "sub trama" que comenzó a cobrar vida desde el episodio 4: los recuerdos de Reg. Al momento de bajar al abismo el chico robot empezó a recordar, vagamente, aspectos de su vida antes de conocer a Riko. Y claro, al ser una reliquia del abismo es lógico que "al volver a casa" su memoria regrese. Tal vez fuera solo por un instante antes de lanzar su ataque a los pájaros, pero Reg recobró un sentimiento de su "vida pasada" salvando a su amiga y yo lo considero un punto muy importante para la historia.

Poco después de salvar a la lindura con lentes que es Riko, Reg y ella se quedan un rato descansando y apartados de los pajarracos. Aquí también hay una secuencia con una tonalidad oscura: Reg sueña que Riko es atacada, comida y despojada de sus tripas por uno de los monstruos voladores de antes. Excelente candidata a mejor pesadilla, si me preguntan. Reg se lo cuenta a Riko, que dice que probablemente fue producto de la maldición del abismo y así el muchacho se olvida. Aún así, yo no creo que Riko deba seguir tan a la ligera. El abismo es peligroso y cruel, y parece ser que tendrá que aprender eso de una manera muy cruda. El episodio concluye con la introducción de dos nuevos personajes que habitan en la segunda capa: un Silbato Blanco y su asistente, que viven en las profundidades de la segunda capa. Por algún motivo, este Silbato Blanco no está muy contenta con la llegada Riko y Reg pero supongo que para el próximo episodio nos explayarán el por qué, al igual que el motivo de la súbita, efímera y extraña marca que apareció en el casco de Reg al momento de aproximarse a la casa de estos personajes.

Y listo, todo por ahora. Me gustaría señalar (y si ya lo he hecho, repetir) que el ending de la serie parece ser la mayor posible fuente de "spoilers" del anime, ya que se puede ver que a medida que bajan en la secuencia más oscuro es todo, pudiendo esto significar mayores peligros para los protagonistas a futuro.

En fin, yo desplegaré mis alas y emprenderé vuelo. Regresaré para cubrir los próximos episodios. 

¡Hasta el próximo vuelo sobre el abismo! 


  
      

4 comentarios:

  1. Se está tornando algo oscura la serie por lo que leo, esta interesante, espero tus futuras reseñas de este anime. Saludos amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien que te interese! Te lo recomiendo bastante :)
      Saludos Satoshi

      Eliminar
  2. Saludos buena entrada este anime es de los que más me gusta y me encanta más leerlo con tus impresiones :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Me alegra que estés disfrutando del anime tanto como yo y que te gusten las entradas con mis impresiones :D

      ¡Saludos!

      Eliminar

Me hace feliz cuándo alguien más decide volar en mi cielo de opinión y expresa la suya propia, ya sea que la compartamos o no. Si hay también alguna sugerencia o corrección, estaré abierta a las mismas.

Respetaré cualquier vuelo mientras se respete el mío :)

 
EL VUELO DE TSUBAME - 2017. PLANTILLA TOMADA DE DESIGNER BLOGS